Agricultura y alimentación, sectores esenciales en el estado de alerta.

El sector agroalimentario, a lo largo de la cadena alimentaria, es esencial para mantener el suministro de alimentos a la población. Es por ello, que a pesar de la pandemia del virus COVID-19 , el personal del sector alimentario debe seguir trabajando en su puesto de trabajo habitual, para realizar una importante e insustituible labor desde la producción y transformación, hasta la distribución de alimentos que llegan al consumidor.

El COVID-19 no se transmite por el consumo de alimentos, pero si es posible, que se transmita por el contacto de las personas con superficies contaminadas en contacto con los alimentos.

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria y se transmite mediante el contacto entre pesonas, mediante gotitas respiratorias expulsadas con la tos y estornudos. También es posible que una persona se infecte al tocar con las manos superficies contaminadas y luego tocarse la boca, nariz y ojos.

Según estudios recientes, el virus sigue siendo viable hasta 72 horas en plásticos y acero inoxidable, y 24 horas sobre cartón.

¿Por qué ahora es aún más importante la limpieza y desinfección en las empresas de alimentación?

La industria alimentaria deberá contar con un sistema de gestión de seguridad alimentaria basándose en los principios del APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) para garantizar la inocuidad de alimentos y evitando posibles contaminaciones. Los principales requerimientos incluyen buenas prácticas de higiene y limpieza de las instalaciones, equipos y utensilios, así como la higiene personal de los trabajadores.

A día de hoy, estas medidas que ya se estaban tomando, deben reforzarse para proteger a los trabajadores del sector alimentario, evitar que se contagie con el COVID-19, y evitar que lo puedan transmitir.

La FAO (Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura), ha publicado una guía en  abril de 2020, donde destaca una serie de medidas adicionales para que los alimentos de la cadena alimentaria lleguen seguros a los consumidores.

Precauciones importantes a tener en cuenta en el sector alimentario:

Limpieza y desinfección:

Es extremadamente importante que la industria alimentaria incremente sus medidas de limpieza y desinfección para evitar o reducir el riesgo de que las superficies y envoltorios de los alimentos se contaminen con el virus a través de los trabajadores del sector alimentario.

Higiene personal de los trabajadores:

Se recomienda a los trabajadores el uso adecuado de equipos de protección: mascarillas, guantes, etc., así como disponer de desinfectantes adecuados, geles de alcohol, etc.

Hay que incidir en el lavado frecuente de manos, y si se usan guantes, estos deben de lavarse con la misma frecuencia que se lavan las manos sin guantes, y deben cambiarse a menudo.

Ante cualquier síntoma no acudir al trabajo:

Concienciación del personal del sector alimentario sobre los síntomas del COVID-19. No deben acudir el atrabajo si se detectan alguno de los síntomas (tos, fiebre, falta de aire, …), para no contaminar al resto de compañeros, o transmitir el virus a superficies de contacto con los alimentos.

Incluir medidas de distanciamiento social

Es responsabilidad de la empresa con sus trabajadores, filtrar la entrada (realización de test, toma de temperatura, test de síntomas)

Establecer distanciamiento social mediante turnos, etc, para que no coincidan muchos trabajadores a la vez en un mismo espacio.

Estas medidas son de vital importancia, ya que aunque el consumo de alimentos no sea en sí un transmisor del virus, sí lo son los utensilios de cocina o las superficies.

Si necesitas asesoramiento no dudes en consultar con profesionales. Ahora más que nunca evitemos riesgos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies