¿Qué es la economía lineal?

 El sistema económico actual, sigue un modelo lineal en la producción de bienes y servicios:

Lo que conlleva un gran consumo de recursos naturales y la producción de residuos, que contribuyen a la contaminación del medio ambiente, al cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

 

¿Y la economía circular?

En España, como en Europa y el resto del mundo, se está avanzando en nuevas estrategias, para transformar el sistema económico lineal actual en un sistema económico circular: que es el que intenta aprovechar al máximo los recursos disponibles (materias primas, suelo, agua, aire, energias naturales, etc) generando la menor cantidad posible de residuos, e intentando reincorporar estos últimos, al proceso productivo mediante reciclado y reutilización.

El 2 de junio de 2020, se ha aprobado la estrategia española de economía circular, llamada España Circular 2030, para impulsar un nuevo modelo de producción y consumo más sostenible, eficiente y responsable.

La economía circular maximizan los recursos disponibles, tanto materiales como energéticos, para que estos permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo. Y por otro lado minimiza la generación de residuos y aprovecha al máximo los residuos generados, recuperándolos y reincorporándolos, de forma segura para la salud humana y el medio ambiente, de nuevo al proceso productivo.

Objetivos España Circular 2030:

  • Reducir emisión de gases efecto invernadero por debajo 10 millones de toneladas de CO2
  • Reducir consumo de materias primas/recursos un 30%
  • Reducir la generación de residuos un 15%
  • Reducir la generación de residuos alimentarios entre 20-50%
  • Mejorar la eficiencia del consumo de agua un 10%
  • Incrementar la reutilización de residuos un 10%

Los anteriores objetivos afectan a la cadena alimentaria, en todo sus eslavones, desde los agricultores, industria alimentaria y distribuidores, hasta los consumidores.

 

Economia circular en la cadena alimentaria.

Las estrategias para conseguir el nuevo modelo de producción y consumo, en la cadena alimentaria, incluyen una serie de acciones como son:

  • Reciclado de plásticos en el ambito alimentario
  • Donaciones y reducción de desperdicios
  • Concienciación de los consumidores

Reciclado de plásticos en el ámbito alimenario

Los plásticos ayudan a mantener la inocuidad de los alimentos, y a reducir los desperdicios de estos, al aumentar su vida útil. Pero por otro lado, los plásticos suponen un coste medioambiental.

Cerca de 10 millones de toneladas de plásticos contaminan nuestros oceanos. Los plásticos suponen un importante peligro para el medio ambiente y para la salud. La producción mundial de plásticos supera los 300 millones de toneladas, de las cuales más de 100 millones de toneladas de plásticos se utilizan para envases en la industria alimentaria.

En la estrategia para la economia circular, se ha marcado un objetivo: que para el 2030 todos los plásticos sean reutilizables. A través de la utilización de otros materiales más sostenibles, o con materiales plásticos duraderos, reutilizables y que permitan un alto grado de reciclaje.

 

Donación y reducción de desperdicios de alimentos:

Un tercio de la producción mundial de alimentos se pierde o se desperdicia (AECOSAN 2019). Con su consiguiente impacto social, económico y ambiental.

Los principales alimentos que se desperdician son productos frescos como frutas, verduras y hortalizas, y derivados lácteos. Debido principalmente a que se estropean más facilmente, sobre todo en verano por las altas temperaturas. Por otro lado, están aumentando los desperdicios de comidas preparadas.

Las estrategias para reducir los desperdicios de alimentos, consisten entre otros, en la concienciación del consumidor y orientación sobre buenas prácticas. Mediante guias, web de información, etc.

Pero los desperdicios de alimentos no solo se producen en el hogar, también en la industria agroalimentaria, en los distribuidores y en la restauración. La información para disminuir y reutilizar desperdicios, es fundamental, como por ejemplo la donación y redistribución de alimentos.

 

Concienciación de los consumidores

La implicación ciudadana es fundamental para el éxito de la Estrategia española de Economía circular. Los consumidores tiene que cambiar sus patrones de consumo. Pero tambien es necesario involucrar al resto de agentes que participan en la cadena de valor, y en todo el ciclo de vida del producto, desde la fase de extracción de materias primas, diseño, producción, transporte, fase de uso y fin de vida. Las empresas también deben tomar partido y cambiar sus modelos de producción.

 

Futuro sostenible

El cambio a la economia circular es un proceso ambicioso, en el que están implicados muchos actores, y cuyo objetivo final es conseguir un futuro sostenible.

Si eres alguno de los actores implicados, toma el liderazgo, y si necesitas asesoramiento para el cambio de tu modelo de producción no dudes en contactar con quien te pueda asesorar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies